sábado, 18 de diciembre de 2010

A la espera de un tren

Hola, gracias por entrar a este Blog. Hoy te invito a que leas esta reflexión sobre la migración y también date un par de minutos para escuchar el reportaje “A la espera del Tren”, es “ Otra Nota” que no incluye voces de aburridos y mentirosos políticos; sino una historia real de 5 hondureños por aferrarse al tren que pasa por GDL para así llegar al otro lado de la frontera.
Este sábado 18 de Diciembre es el día internacional del Migrante, la idea era contar cómo es el paso de los migrantes centroamericanos por la ciudad de Guadalajara de esta forma contacté a los voluntarios del comedor FM4 Paso Libre.

Invité al Zorro Tapatío aque me acompañara durante ese recorrido por las vías. Ahí encontramos a Calvin, Jeffrey, Josué, Javier y Miguel Ángel. Platicamos con ellos y también con Fernando Valencia, un joven brillante, socialmente responsable e inspirador; nos hablaba de cómo funcionaba el comedor FM4 Paso Libre, lugar donde ayudan a los migrantes dándoles comida, cobijas y un espacio para descansar.

A las 7 de la noche, el comedor estaba cerrado. Era momento de salir a las vías. ¿ Pasaría el tren?. ¿Esos 5 hombres lograrían subirse esa noche?, había muchas preguntas en el aire que se combinaron con el sabor de unas paletas que obsequió una familia que cruzaron las vías del tren.
Eran las 8 de la noche y recibí una llamada a mi celular, era de la jefatura de noticias de Radio UdG “ Pris, entras en vivo a las 8:45”. Le respondí al productor “presiento que a esa hora ya no van a estar estos chicos, mejor enlázame a las 8:10, cuando mucho”. Josué me pidió un teléfono para algún día llamarme, rápido anoté en una hoja mis datos. ¡Maldita sea, no escribe la pluma!.. Presentía que ya iban a irse; el Zorro se acercó a darme una pluma, le anoté con una pésima letra mi teléfono y correo electrónico. Josué guardó ese pequeño trozo de papel.

8:10 recibí la llamada del Productor de Noticias: ¡ Lista, entramos al aire!. Pablo Hernández, conductor del espacio nocturno me presentó y comencé a hablar sobre el comedor FM4 …. El Tren interrumpió. Los cinco migrantes comenzaron a correr, los seguía mientras narraba al aire lo que veía, mi voz se quebraba, mis ideas estaban trastocadas por la emoción, no quería despedirme pero estaba feliz, de que tal como ellos lo desearon, ese día el maquinista iba lento y era más fácil subirse al tren. Tal como lo imaginamos se cumplió lo que deseaban: que pasara el tren y que lo hiciera lentamente. Josué seguía dando la entrevista hasta que dijo “Ahora sí me tengo que subir al tren”.
Amo el trabajo radiofónico porque los sonidos te estimulan las emociones y las ideas; me apasionan los sonidos y los silencios porque nos ayudan a tener la historia completa. Dale click aquí y escucha ese enlace.



De ese momento, solo recuerdo las sombras, los cuerpos trepados a los vagones mientras mi pecho estaba hundido por la emoción y el dolor. Ellos solo estiraban sus manos diciendo “adiós”. El zorro cargaba la grabadora, que capturó el sonido del tren; y él no lo sabe pero también quedó guardado su grito de “ Suerte”; yo seguía con el enlace radiofónico , ansiosa de colgar el teléfono y soltarme a llorar. No me despedí personalmente, jamás me había pasado durante una entrevista, siempre me daba tiempo de concluir, agradecerles, darle mis datos y despedirme agradecida por su tiempo y confianza. Pablo siempre me dice “Ten cuidado con lo que deseas”. Ese día cuando los conocí por la tarde deseaba “que hoy pase su tren, que no tengan que estar más días en esta ciudad donde los roban e insultan”.
Mis deseos se cumplieron y en el mismo instante del enlace para el noticiario nocturno en Radio UdG. Mónica Salmón, del grupo FM4 me dice que tengo suerte porque muchos reporteros van a las vías en busca de ese momento y jamás lo viven.
Después de que se fue el tren. Lloré en las vías del tren. El Zorro me abrazó y también lloró. En pocas horas nos encariñamos con estos migrantes que han vivido la violencia, discriminación y odio en México. En ese momento, pensé ¿ Cómo chingados le hacemos los reporteros para cargar con tantas historias en la memoria, cómo somos capaces de llegar con alguien a pedirles que nos cuente de sus vidas para después irnos?.

Concluí que una de las mejores maneras de descargar esas emociones era escribiendo y contando sobre lo que pasa, narrado esas Otras notas que no figuran en la agenda mediática; concluí que es necesario que como reporteros hablemos con respeto sobre quien escribimos, entendí que trabajar en un medio de comunicación es un megáfono para denunciar las injusticias, la impunidad, el dolor, la violencia pero también para hablar de esperanza y lucha.
Antes de que pasara el tren , hubo tiempo para platicar con Calvin, Jeffrey, Josué, Javier y Miguel Ángel así que podráN escuchar cómo ha sido su paso por México, donde han sido golpeados, insulados y robados pero también ayudados por voluntarios del grupo FM4 Paso Libre que comprenden que ser migrante no significa que no se tengan derechos y dignidad.

Aquí puedes escuchar las historias completas de estos cinco migrantes...



Hoy espero que estos cinco migrantes estén en el lugar que soñaron, espero que algún día mi teléfono suene y sea Josué contándome cómo les fue. Él lo prometió, espero su llamada… espero, espero…

7 comentarios:

Zorro dijo...

Me encanta la crónica, gracias por incluírme en ella y también por invitarme a compartir la experiencia contigo. Fue uno de los días más emocionantes de mi vida. El sonido del trén, las miradas de los chicos, la adrenalina,la humanidad y su esplendor.

Sin duda, eres una de las mejores periodistas. Tienes un pacto con Kapuscinski, quien seguramente influyó en tí, pues también te has forjado ya en esta profesión, y en ella también has dado grandes pasos. Y sabes, para ser una gran periodista, no es importante mirar hacía arriba en las élites, sino mirar hacia abajo, donde están los hombres y las mujeres con su historia singular de por medio; ellas y ellos que con sus silencios y sus voces componen el abanico de posibilidades en este mundo, que cada vez más se hunde en el caós, pero en el cual, tú haces resurgir esperanzas, compartes las injusticias, visibilizas la noble labor de la humanidad.

Te quiero mucho Pris

Priscila Hernández Flores dijo...

Hola César,
GRACIAS Por darte el tiempo de entrar al blog. Gracias a ti por estar esa noche y vivir esta experiencia que nos hace recordar que Guadalajara es mucho más que el centro. Tus palabras me sonrojan pero sobre todo me hacen sentirme más comprometida y obligada a seguir contando historias cercanas y reales; historias que no salen en los medios masivos. Un lector exigente siempre es un buen motor para trabajar mucho mejor, para no conformarme y para seguir buscando buenas histoiras que nos ayuden a comprender más a la humanidad.
Abrazos,
Pris

Anónimo dijo...

Kapuscinski habría escrito del cinismo de los jefes de la universidad que en vez de cumplir su misión de ofrecer educacion del alta calidad y en espacios suficientes para el enorme capital que rpesenta la juventud, tienen que migrar, por falta de oportunidades en una economía jibarizada, dominada por los lumpen políticos, los lumpen funcionarios que saquean a la UdeG
Eso sería periodismo, no guarradas cínicas y lacrimógenas de Priscila con el "zorro tapatío", ridiculez, como los mamotretos de telenovelas de telerisa. Bájale a tus evasivas sensibleras, y ponte a trabajar
espero que no sensures este comentario, como los anteriores, por que solo tú y no más de otros dos leen algo de este infumable blog

Zorro dijo...

Desde el anónimato es muy fácil hablar, lo difícil es crear, es de mucha mayor importancia salir a la calle y observar realidades, pero también contarlas. No entiendo por qué, dentro de tú "jibarizada" definición de "periodismo", no se puede informar sobre otras situaciones que no sean la UdeG, y mucho menos contar otras historias.

Sí tú tienes la habilidad de informar y más aun de denunciar, por qué en lugar de venir a hacernos compañia a unos "poquitos" lectores, no decides levantar la voz y acusar.

Y sí estuvieras en lo cierto respecto los lectores de este mágnifico blog, no por eso Priscila dejes de escribir acá. No se trata de cantidad, sino de calidad. Habrá que darle menor importancia a este tipo de comentarios, que desde una postura "crítica", hacen uso de este término solo para denostar, pero no pueden mirar más allá, de lo evidente.

Priscila Hernández Flores dijo...

Saludos a Zorro y a la otra persona que se esconde en el anonimato.
Gracias por leer e ingresar a este blog.
Si realmente me conocieras supieras que no vivo de una plaza en la UdG que cada año estoy aprueba y que no gozo de privilegios como tú seguramente piensas.
Este blog es para abordar y reflexionar inquietudes personales, es un espacio PERSONAL no institucional.
Te recuerdo que existe el tema de moderación en las participaciones, lo que haces tú es escribir con agresividad y coraje; Me encanta ver como cuando abro la opción de no registrarse, rápidamente escribes escudado o escudada en el anonimato. Regresaré al registro del usuario.
Soy libre de dejar o eliminar lo que deseo, y justamente es el gran riesgo de escribir en internet, muchos o muchas (como tú) viven escondiéndose y escribiendo desde la comodidad de su teclado.
Si el blog te da tanto asco e indignación, mejor ingresa a otro espacio, no entiendo por qué te empeñas en ingresar.
Por cierto, contigo somos 3 lectores los que ingresan a este blog. Te informo que hay más lectores que no siempre dejan comentario pero existe la forma de registrar y saber que entraron.
Gracias por darte el tiempo de entrar, me parece increíble como alguien puede vivir así, eres una rémora de internet que bajo el anonimato lanza su pus. Olvidaba decirte que el verbo Censurar va con C.

LUIS dijo...

Excelente reportaje!

No pude evitar recordar el documental narrado por el inigualable Alvaro Gonzalez, sobre el mismo tema.

semaforoenambar dijo...

Pásate por mi blog! va empezando pero espero tu punto de vista

Publicar un comentario